El Sistema Nacional de Información sobre Biodiversidad de México


La informática de la biodiversidad ha revolucionado la accesibilidad a los datos y la información que usualmente se encontraban dispersos, en distintos formatos y con difícil acceso. Hace 25 años, la Conabio empezó a desarrollar el Sistema Nacional de Información sobre Biodiversidad (SNIB) para hacer disponible el conocimiento sobre la diversidad biológica de México a diversos usuarios, lo cual presentó importantes retos conceptuales y la búsqueda de soluciones informáticas para convertirlo en un sistema que permitiera integrar, manejar y usar la información. Las principales características del sistema son su accesibilidad, transparencia, interoperabilidad, relevancia, confiabilidad y verificabilidad.

Accesibilidad. Los datos deben estar a disposición del público y contar con un mecanismo de acceso explicado con toda claridad. La Conabio considera que cualquier persona interesada debe estar en posibilidad de realizar sus propios análisis y para ello es necesario asegurar que los datos sean accesibles al público general.

Transparencia. El conjunto de datos debe ser descrito con claridad en su formato y contenido mediante diccionarios y mecanismos de integración, así como con citas de las fuentes de los datos, de tal forma que —además de dar el crédito correspondiente a los autores— permita a los usuarios resolver dudas, profundizar en un tema específico y poder citar y consultar la fuente original.

Interoperabilidad. Los datos deben poder compartirse con otros sistemas informáticos o bancos de datos a partir de estándares internacionales de comunicación.

Relevancia.Los datos integrados en el SNIB deben ser relevantes para el conocimiento adecuado según las preguntas que se planteen. La relevancia de los datos contenidos en el SNIB fue y sigue siendo objeto de discusiones; es un tema dinámico que enriquece el sistema.

Confiabilidad. Los protocolos de control de calidad establecidos para el sistema garantizan la calidad de los datos que se utilizan. Se partió del hecho de que no existen sistemas sin errores, pero también de que es posible minimizarlos y caracterizarlos mediante mecanismos específicos. Para el SNIB se han desarrollado múltiples mecanismos de evaluación de los datos. También se ha trabajado para elaborar instructivos de métodos y mejores prácticas de presentación de la información.

Verificabilidad. La generación de los datos y de la información debe poseer el rigor de la investigación científica. Las opiniones pueden considerarse válidas, pero si no están sustentadas en datos factuales, no son incorporadas automáticamente en el sistema.

Las innovaciones en la arquitectura del SNIB permitirán la integración de diversos componentes, como datos sobre las especies, su distribución y biología, los ecosistemas y otros datos ambientales, e incluso socioeconómicos, para brindar información de forma sustancialmente rápida y consistente. Por último, se destaca la importancia de mantener actualizada la información y brindar acceso a la misma para dar respuestas a diversos usuarios de la academia, el gobierno y la sociedad.

Tomado de: Jiménez, R., P. Koleff et al. 2016. La informática de la biodiversidad: una herramienta para la toma de decisiones, en Capital natural de México, vol. iv: Capacidades humanas e institucionales. Conabio, México, pp. 143-195.

Para conocer las decisiones tomadas por la CONABIO durante el proceso de revisión (limpieza, estandarización y compleción) a la información de los ejemplares, consulte el documento de Versión del SNIB.



CONSULTAS AL SNIB

Para obtener todos los datos SNIB de ejemplares consulte, la siguiente gráfica.

Geoportal.Para consultar la cartografía y productos de percepción remota, así como los ejemplares del SNIB desde un ámbito geoespacial

Enciclovida.Para consultar la información de las especies, incluidos sus registros de ejemplares.

Subcoordinación de enlace y transparencia, para otra consulta a

Correo electrónico: servext@conabio.gob.mx